Menu
La necesidad de indicios razonables para entender vulnerada la garantía de indemnidad del trabajador

La necesidad de indicios razonables para entender vulnerada la garantía de indemnidad del trabajador

Destacado

La Sentencia 183/2015 del Tribunal Constitucional, de 10 de Septiembre, sobre la garantía de indemnidad y la necesidad de existencia de indicios razonables aclara que no es suficiente con señalar la vulneración del derecho fundamental, si no que es requisito indispensable presentar una prueba indiciaria razonable de dicha vulneración.

La citada Sentencia reitera que “en el campo de las relaciones laborales la garantía de indemnidad se traduce en la imposibilidad de adoptar medidas intencionales de represalia derivadas del ejercicio por el trabajador de la tutela de sus derechos”.

Por tanto, si la empresa actúa como consecuencia de la acción judicial previa ejercitada por el trabajador, ésta será calificada como radicalmente nula al vulnerar el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva en su vertiente de garantía de indemnidad.

Sin embargo, no siempre puede apreciarse una vinculación entre la medida tomada por la empresa y la vulneración de la garantía de indemnidad, por lo que entra en juego en el procedimiento judicial la prueba indiciaria, teniendo el trabajador que aportar indicios razonables o un principio de prueba verosímil de la relación entre la conducta empresarial y la acción judicial previa ejercitada por éste.

Matizando el Tribunal Constitucional que Sólo una vez cumplido este primer e inexcusable deber, recaerá sobre la parte demandada la carga de probar que su actuación tuvo causas reales absolutamente extrañas a la pretendida vulneración. En otro caso, la ausencia de prueba empresarial trasciende el ámbito puramente procesal y determina, en última instancia, que los indicios aportados por el demandante desplieguen toda su operatividad para declarar la lesión del derecho fundamental concernido.”

Respecto a la carga probatoria de la empresa, el Tribunal Constitucional señala 4 criterios que sintetiza en la Sentencia:

i)               no neutraliza el panorama indiciario la genérica invocación de facultades legales o convencionales;

ii)             no es suficiente tampoco una genérica explicación de la empresa, que debe acreditar ad casum que su acto aparece desconectado del derecho fundamental alegado;

iii)            lo verdaderamente relevante es que el demandado lleve a la convicción del juzgador que las causas que aduce para sustentar la decisión adoptada quedan desligadas y son por completo ajenas al factor protegido;

iv)            una vez acreditada la desconexión entre la medida empresarial y el derecho que se dice vulnerado será ya irrelevante la calificación jurídica que la causa laboral alegada merezca en un prisma de legalidad ordinaria.

En el caso que se trata en la Sentencia, en el cual la trabajadora demanda por vulneración de la garantía de indemnidad con base en un despido objetivo llevado a cabo 8 días después de que se conciliase una acción judicial ejercitada por la trabajadora de modificación sustancial de condiciones de trabajo (por reducción de jornada y salario), tras estimarse la demanda en primera instancia, el Tribunal Superior de Justicia entiende el despido ajustado a derecho.

 

La trabajadora no presenta recurso ante el Tribunal Supremo, si no que presenta recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, el cual entiende que la prueba indiciaria aportada es insuficiente, habiendo la empresa demostrado que la causa motivadora del despido es objetiva y real.

Por tanto, con base en lo anterior, el Tribunal Constitucional entiende ajustado a derecho el despido objetivo llevado a cabo.

 

http://www.tribunalconstitucional.es/ES/JURISPRUDENCIA/Paginas/Sentencia.aspx?cod=21361

 

Modificado por última vez enViernes, 06 Noviembre 2015 09:59
volver arriba